¿Cuál fue el primer programa de baile en la televisión?

¿Cuál fue el primer programa de baile en la televisión?

3, 2, 1… ¡ACCIÓN! Llevamos el Laboratorio a la tele y al cine. 

Querid@s amantes del baile, me hace muy feliz incorporarme al equipo DanceLab como la Doc bailarina y especialista en medios. Conmigo vais a poneros un poco nostálgic@s recordando viejos programas y películas dónde aparecían bailarines, y descubriendo otros que quizás no sabíais que existieron.

Hoy vamos a coger el mando de la tele y vamos a rebobinar al primer programa de baile emitido en España. ¿Cuándo creéis que fue?

 

1956, COMIENZAN LAS EMISIONES

El 28 de octubre de 1956 tuvo lugar la primera emisión de la televisión en España, y lo primero que pudo verse en TVE, primer y único canal por aquel entonces, fue un programa de variedades donde el folclore nacional primó en la carta de presentación. La programación de ese primer día estuvo compuesta por discursos de apertura, emisiones del No-Do, actuaciones de los coros y danzas de la Sección Femenina* y conciertos, con cierre del himno nacional y la bandera española. 

* Coros y Danzas de España es una organización nacional española que se fundó en el año 1939 dentro de la Sección Femenina de FET y de las JONS. La principal labor de la organización fue la de recoger, recuperar y conservar el folclore español en peligro de desaparición en muchos lugares del país, procurando su rehabilitación y arraigo en su forma más pura y original. Esta importante labor folclórica ha llegado hasta nuestros días.

Sin embargo, esto simplemente se trataba de pequeñas actuaciones dentro de un programa de variedades. Por eso, para hablar del primer formato exclusivo de baile en televisión hay que remontarse hasta el año 1966, cuando “Danzas de España” llegó a TVE, diez años después de aquella primera emisión del 28 de octubre.

 

DANZAS DE ESPAÑA (1966) 

Se trata del primer concurso de baile, en este caso regional, en la historia de la televisión en España. Los equipos participantes, agrupaciones folclóricas de todo el país, representaban cada uno de ellos a una provincia española y a su baile típico. A lo largo del programa iban superando etapas y eliminatorias, sometidos a la decisión de un jurado, hasta llegar a la gran final.

El programa se emitía los lunes por la noche y estaba presentado por Jesús Álvarez. Treinta grupos regionales compitieron durante varios meses en directo. Algunos de los bailes que se pudieron ver en la competición fueron el Ball dels Bastons, las Seguidillas Goyescas, la Reja Granadina, la Muiñeira de Aranga, la Mascarada Souletina o el Zángano, entre muchos otros. 

Cada semana cinco formaciones folclóricas concursaban y los que superaban esa primera semana acudían una segunda vez para unos cuartos de final. En la final, el grupo ganador recibiría un premio de 75.000 pesetas. También hubo un segundo premio de 50.000 pesetas y 25.000 para el tercer clasificado. 

La selección de los participantes corrió a cargo de Maruja Sampelayo, regidora central de Cultura de la Sección Femenina. Su objetivo, como explicó a la revista “TeleRadio” (órgano oficial de TVE), era “traer las danzas más significativas de cada provincia y las de más belleza porque todas las provincias estaban trabajando con mucho ímpetu e interés en algo que era positivo y de mucho valor”.

En esa publicación, también se explicaban los criterios de valoración de los concursantes. Primero de todo se tenía en cuenta la autenticidad de la propia danza y luego la ejecución por parte de los bailarines. A continuación, también se valoraban el acompañamiento musical, la forma del baile y, por último, la coreografía. Este último punto siempre bajo un criterio referente a lo popular, “meta última y primera de los desvelos de la Sección Femenina en cuestión de coros y danzas y no a nada que pueda recordar la coreografía del ballet comercial”, según dijo Maruja Sampelayo en aquella entrevista. 

El jurado estaba formado por dos miembros fijos y un tercer miembro especial y diferente cada semana. Como jurado fijo encontrábamos a Antonio Ramírez Ángel, profesor de armonía del Conservatorio madrileño y jefe de coordinación de RNE, y a Manuel García Matos, catedrático del folclore del mismo Conservatorio. La tercera silla fue ocupada por famosos de la talla del cantante Luisillo, el compositor Salvador Ruiz de Luna, la bailaora Lucero Tena o José Mª Quero, realizador especializado en musicales. 

 

AUDIENCIA Y REPERCUSIÓN 

“Danzas de España” tuvo bastante éxito, aunque no consiguió alcanzar el nivel de popularidad del programa al que sustituía, “La unión hace la fuerza”, un juego entre províncias que había sido un completo éxito en las dos temporadas anteriores pero que contaba con muchos más medios y un formato más emocionante. “Danzas de España” se improvisó sobre la marcha para intentar mantener la enorme audiencia que había congregado su predecesor, pero la crítica de la época terminó cansándose de las eternas semifinales que hicieron que la emoción se fuera diluyendo poco a poco, de modo que no se renovó para una segunda temporada. 

Su paso por televisión fue breve pero, en una época sin Internet y con un acceso más limitado a la información, el programa sirvió para que gente de diferentes regiones conociera cómo eran las danzas del resto del país: los andaluces podían ver a través de las cámaras danzas de Galicia y los cántabros bailes murcianos.

Eso sí, el ímpetu por recuperar el folclore no fue más que una estrategia del régimen franquista. Si se recuperaba la música tradicional, era para evitar esos bailes de moda tan “nocivos” que “conducían al pecado”, para evitar esas canciones que iban “contra las virtudes que tiene que tener la mujer” y para mantener unido ese sentimiento de pertenecer a una misma tierra. Lamentablemente, esto frenó notablemente la introducción y evolución de nuevos estilos de baile en España. 

 

Si tienes curiosidad por saber cuáles y cómo fueron los siguientes programas de baile que se emitieron en la televisión, no te pierdas las próximas entradas del blog. Nos espera un largo viaje por la historia del cine y la televisión española, así que… ¡Ya puedes ir preparando las palomitas!

Y, antes de despedirme, os dejo un pequeño reto: ¿Cuántos programas de baile (españoles) recuerdas? ¡Déjalo en los comentarios! Seguro que sabes unos cuantos. 

Ahora sí, le doy al “pause”, pero vuelvo pronto.

Leave a Reply